santa marina

Santa Marina de Jubera

INICIO > SANTA MARINA DE JUBERA


Santa Marina


Santa Marina de Jubera

Santa Marina es una aldea perteneciente al municipio de Santa Engracia del Jubera, situada en la Rioja. Tiene una altitud de 1229 metros, es la tercera población con mayor altitud en la Comunidad Autónoma, tras El horcajo que posee una altitud de 1300 metros y San Andrés con 1270 metros sobre el nivel del mar.

Se sitúa a 43 kilómetros de Logroño.

Por la altura que posee no se ha podido llevar la red eléctrica, por lo tanto sus casas se abastecen de paneles solares. Reciben televisión sin necesidad de antenas, el teléfono se conecta de forma inalámbrica desde Munilla y para el agua corriente recurren a un monte cercano.

Al estar a esa altitud, en inviernos pasan temporadas en las que sus habitantes están incomunicados por las nevadas.

Santa Marina

Fiestas en Santa Marina de Jubera

Al ser una aldea perteneciente al municipio de Santa Engracia del Jubera, sus fiestas son las mismas, el día 16 de abril, se celebra Santa Engracia, el día 24 de junio la romería de San Juan y el 14 de septiembre La Cruz.


Historia de Santa Marina del Jubera

El núcleo urbano se encuentra dentro de la finca o dehesa comunal, conocida como La Granja, de aproximadamente 240 fanegas de tierra, a su vez posee 11 fincas o suertes de labranza, delimitadas por dos grandes paredes o muros de madera, que en la actualidad se conservan.


Santa Marina

Curiosidades Santa Marina del Jubera

Debido a sus características arquitectónicas esta aldea es de una gran belleza. Todas las paredes de sus casas están construidas de piedra de mampostería unidas con argamasa, que es una mezcla de paja, agua y tierra arcila. Estas paredes constituyen muros de aproximadamente 60 centímetros de ancho, por lo que sus casas son de una gran solidez.

Algo que también llama la atención de su arquitectura son los tejados de losa o pizarra, que junto a los muros aíslan la casa de las altas temperaturas en verano y las fuertes heladas y bajas temperaturas en invierno.

Aun conservan hornos donde cocían el pan, altillos funcionando de despensas y una planta baja para el ganado y los caballos.